Bernadette era la hija mayor de un humilde molinero.  Con 14 años, el 11 de febrero de 1858, se le apareció una bella señora en una gruta de las afueras de Lourdes, cuadno ina a buscar leña.  La señora la citó varias veces consecutivas y le fue revelando poco a poco su mensaje y, finalmente su nombre: la Inmaculada Concepción.  Bernadette, prácticamente analfabeta, pero muy piadosa y poseedora de una gran valentía, tuvo que sufrir mucho.  Casi nadie le creía, pero ella mantuvo una firme lealtad y mostró sinceridad al trasmitir el mensaje de la Señora.  En 1862 la Iglesia católica dictaminó solemente la veracidad de las apariciones.  

Bernadette Soubirous. Encuentros con el amor.

$780,00
Bernadette Soubirous. Encuentros con el amor. $780,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Palermo Fray Justo Santa María de Oro 2760, CABA - Atención de lun a vie de 10.00 a 13.00

    Gratis

Bernadette era la hija mayor de un humilde molinero.  Con 14 años, el 11 de febrero de 1858, se le apareció una bella señora en una gruta de las afueras de Lourdes, cuadno ina a buscar leña.  La señora la citó varias veces consecutivas y le fue revelando poco a poco su mensaje y, finalmente su nombre: la Inmaculada Concepción.  Bernadette, prácticamente analfabeta, pero muy piadosa y poseedora de una gran valentía, tuvo que sufrir mucho.  Casi nadie le creía, pero ella mantuvo una firme lealtad y mostró sinceridad al trasmitir el mensaje de la Señora.  En 1862 la Iglesia católica dictaminó solemente la veracidad de las apariciones.