El pequeño país de Ruanda, ubicado en Africa central, es hoy mundialmente conocido por una sola razón: el terrible genocido de 1994, que se llevó la vida de más de un millon de inocentes y dejó la tierra bañada en sangre y reducida a cenizas.  En medio del horror y la desesperación en la que se vieron sumidos Hutus y Tutsis -las dos tribus implicadas en el genocidio-, la historia de Immaculée, que permaeció escondida en un baño minúsculo durante 91 días, emerge no solo como un relato extraordinario de supervivencia, sino como un testimonio superador lleno de fe, de esperanza y de reconciliación.

Sobrevivir para contarlo. Cómo descubrí a Dios en medio del holocausto de Ruanda

$1.000
Sobrevivir para contarlo. Cómo descubrí a Dios en medio del holocausto de Ruanda $1.000
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Palermo Fray Justo Santa María de Oro 2760, CABA - Atención de lun a vie de 10.00 a 13.00

    Gratis

El pequeño país de Ruanda, ubicado en Africa central, es hoy mundialmente conocido por una sola razón: el terrible genocido de 1994, que se llevó la vida de más de un millon de inocentes y dejó la tierra bañada en sangre y reducida a cenizas.  En medio del horror y la desesperación en la que se vieron sumidos Hutus y Tutsis -las dos tribus implicadas en el genocidio-, la historia de Immaculée, que permaeció escondida en un baño minúsculo durante 91 días, emerge no solo como un relato extraordinario de supervivencia, sino como un testimonio superador lleno de fe, de esperanza y de reconciliación.